Un hospital que aún usa XP se vio paralizado por un malware.

Sin título

Una de las noticias más destacadas de esta semana, un hospital que todavía utiliza Windows XP se vio afectado por una pieza de malware que causó estragos en sus sistemas. Se trata de The Royal Melbourne Hospital, uno de los más reconocidos de Australia, que tuvo un mal momento cuando sus equipos informáticos se vieron afectados por un malware, todos sus equipos funcionan con el popular Windows XP, que vive y lucha a pesar de los años.

Fue el martes de esta semana cuando los sistemas se vieron afectados, según su web oficial, que no da muchos detalles sobre lo ocurrido, indica que la infección fue de carácter grave y se expandió por todo el hospital, pero gracias al personal de seguridad se pudo solucionar lo más rápido posible y todo volvió a la normalidad.

Uno de sus últimos comunicados expresa que: “Si bien el virus fue disruptivo para la organización, debido al incansable trabajo del personal hemos sido capaces de minimizar esta interrupción a nuestros pacientes y garantizar que su seguridad se ha mantenido. Muchos programas afectados por el virus están funcionando, incluyendo patología y farmacia”.

Luego de la detección parcial de la amenaza, el hospital se fue recuperando poco a poco y quedaban algunos equipos afectados, por lo que los trabajos de restauración continuaban a paso firme, el artículo publicado en su web asegura que lo más grave ya había pasado y por suerte no hubo que lamentar ninguna consecuencia o daño de gravedad. A pesar de que la situación se vio controlada, no quiere decir que durante ese período todo fuese normal, la infección le provocó grandes dolores de cabeza a los trabajadores del hospital, porque tuvieron que dejar a un lado los equipos informáticos y volver al viejo papel y lápiz para llevar a cabo algunas de las tareas más básicas, por ejemplo registrar muestras de sangre, tejidos, orina, entre otras cosas.

El problema se logró solucionar con normalidad y el hospital volvió a funcionar como es debido a las pocas horas. Atrás quedo el momento de caos provocado por el virus informático, que por momentos, les hiso recordar a los trabajadores cómo se trabajaba cuando no habían computadoras.

Lo que queda como aprendizaje en el caso ocurrido en el hospital de Melbourne es que Windows XP no es un sistema aconsejable para una entidad de este tipo, que contiene información privada de miles de sus pacientes. Este sistema operativo ya dejó de recibir actualizaciones hace mucho tiempo y por lo tanto ya no cuenta con mantenimiento oficial de Microsoft, seguir utilizando un sistema tan vulnerable como Windows XP es una amenaza para la seguridad de las empresas. Esperemos que el resto de las entidades que aún utilizan Windows XP tomen este incidente como un aprendizaje y se concienticen sobre los verdaderos problemas que puede causar utilizar un sistema operativo que ya no recibe la atención de Microsoft.

Deja un comentario