El duro choque entre Apple y el FBI, ¿quién será el ganador?

Sin título666

Hace ya un tiempo que esta novela entre Apple y el FBI ha tomado una repercusión mundial, y es momento de tocar un poco el tema. Todo comenzó durante una investigación policial a causa de un ataque terrorista en California, las autoridades encontraron un iPhone en el lugar de los hechos y al parecer el FBI le pidió a Apple que desbloqueara el dispositivo para recabar más información sobre lo sucedido. Tim Cook, actual director de Apple se ha negado rotundamente a esta petición, la privacidad en estos casos es lo primero y Apple se opone a desbloquear cualquier dispositivo, aunque sea de un criminal.

Es así como se ha generado un gran debate en las redes y líderes de otras empresas en Internet también se han manifestado al respecto, varios de ellos apoyando la decisión de Apple por no violar la privacidad de los usuarios. El problema de fondo aquí es que Apple como empresa está comprometida con la seguridad de sus usuarios, y no quiere descifrar el dispositivo porque estaría dando una mala imagen en cuanto a la privacidad, si cualquier juez pide el desbloqueo de un dispositivo y Apple accediese, la privacidad de la que tanto hace hincapié la compañía se iría debilitando. Recordemos que a diferencia de Android, el sistema operativo que utilizan los iPhone es de código cerrado, por lo que solo Apple tiene el completo control de sus características.

En febrero de 2016, la jueza estadounidense Sheri Pym emitía un pedido de colaboración a Apple para desbloquear un iPhone de un terrorista que estaba involucrado en un atentado en diciembre del año pasado, exactamente en San Bernardino, California. En el incidente murieron 14 personas y lograron capturar un iPhone de uno de los terroristas implicados.

Un comunicado redactado por Tim Cook, actual CEO de Apple tras el fallecimiento de Steve Jobs expresa que, si bien no tienen simpatía por los terroristas y han colaborado siempre con el FBI, este pedido iba demasiado lejos ya que implica crear un backdoor. Su mayor preocupación es que las autoridades utilicen esta herramienta para acceder a cualquier otro iPhone, ya que sería algo así como una llave maestra.

Si Apple accediese a crear un backdoor y entregárselo al FBI estaría poniendo en riesgo su imagen como empresa, porque el FBI tiene grandes acusaciones por violar la privacidad de los ciudadanos de los Estados Unidos. “Desbloquear un iPhone sería malo para el país y para los usuarios”, expresa la compañía, los usuarios estarían expuestos a increíbles vulnerabilidades. Recientemente se han realizado varias encuestas para saber la opinión de los usuarios de Apple y por qué no también de otras personas, los resultados marcan una clara tendencia a que Apple no debe abrir su sistema de seguridad y mantener la privacidad intacta.

Al tratarse de un caso terrorista puede ser discutible la posición de la compañía, pero esta no es la primera vez que reciben órdenes de hackear un iPhone, ya acumulan varios pedidos emitidos por el Departamento de Justicia, que no tiene nada que ver con casos de terrorismo ni seguridad nacional.

Los gigantes de Internet están unidos con Apple y se suman a la lucha para que los iPhone no sean desbloqueados. La firma de seguridad McAfee, Facebook, Google y Microsoft son algunos nombres que están defendiendo la postura.

“La industria está alineada en este tema y Facebook está participando en una presentación conjunta con otras empresas de tecnología”, señalaba un  portavoz de la red social. Se dice que más adelante también se puedan sumar Twitter y Amazon en la lucha por la seguridad.

El presidente de Microsoft, Bill Gates y el director de asuntos legales, Brad Smith, anunciaron durante una audiencia del Comité Judicial en la Cámara de Estados Unidos que Microsoft apoya a Apple en el caso con el FBI y presentarán un escrito legal apoyándolos la semana que viene. Por su parte, Apple había dicho que en caso de tener que crear un backdoor para acceder a un iPhone, quieren que primero se discuta la postura en la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos, los políticos tendrán la última palabra sobre el caso, decisión que Microsoft apoyó.

Dentro del marco de la junta Information Technology Industry Council (ITI), un sector tecnológico que se compone por las compañías Apple, Dell, Facebook, Google, Microsoft, IBM, Inter o Twitter, salió un comunicado en respuesta a las voces que piden un debilitamiento de las herramientas de cifrado para luchar contra el terrorismo o la delincuencia. El escrito expresa que aunque en este caso la colaboración de Apple sería para comprobar datos y movimientos de un asesino, ya se ha visto que no se trata solo de eso, el debilitar el cifrado de los iPhone o crear backdoors deja graves vulnerabilidades que pueden ser explotadas por los cibercriminales, lo que causaría un problema más grande en la sociedad y la economía misma.

La asociación ITI dejó una frase para analizar y reflexionar: “El debilitamiento de la seguridad con el objetivo de promover la seguridad, simplemente no tiene sentido”.

El caso sigue en proceso y es el próximo 22 de marzo cuando Apple y el FBI deberán reunirse en una audiencia en la corte federal de California. El FBI no la tendrá fácil con todos los gigantes de Internet defendiendo la postura de Apple, de su parte está el CEO de Google, Sundar Pichai, Edward Snowden, Facebook, Samsung, Amazon, Yahoo!, Dropbox, Cisco, WhatsApp, Evernote, entre otros.

Carole Adams es la madre de una de las víctimas del ataque terrorista en California el pasado diciembre y explica que apoyaba la postura de Apple, el derecho a la privacidad es lo que magnifica a Norteamérica, comentó. En una entrevista publicada en el New York Post, dijo que el FBI debería revisar el iPhone del terrorista sin poner a los demás usuarios en riesgo.

Deja un comentario