El FBI no necesitaría ayuda de Apple para desbloquear el iPhone del terrorista.

Sin título

Este mes hacíamos referencia al duro enfrentamiento entre el FBI y Apple ante su negativa de “hackear” un iPhone de un terrorista para obtener más datos sobre el caso. Pues bien, ahora el FBI sale a decir que quizás no sea necesaria la ayuda de Apple para desbloquear el famoso iPhone del terrorista que causó estragos en el atentado de San Bernardino en diciembre de 2015.

Parece que las cosas se le han dado vuelta al FBI y ahora encontró un método para hacerse con los datos del dispositivo, de todas maneras la audiencia que debía juntar ambas partes, el FBI y Apple este 22 de marzo fue suspendida por el pedido del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la decisión se tomó luego que las autoridades dijeron que habrían encontrado una manera de desbloquear el dispositivo sin la ayuda de Apple.

Por su parte, Apple sigue con la misma posición, desde la firma de la manzana no creen conveniente que comprometer la seguridad de sus dispositivos sea algo bueno, y si lo hicieran sentirían un peligroso precedente. “La realidad es que si pones un backdoor es para cualquiera, los buenos y los malos”, señalaba Tim Cook, el CEO de Apple. Si el FBI encontró un método de descifrar el iPhone corre por su cuenta, Apple se mantiene firme y no fabricará una herramienta para vulnerar la seguridad del iPhone, porque en manos del FBI podría utilizarse para otros fines y con otros usuarios comprometiendo la confianza de sus clientes.

¿Ahora cómo sigue la petición? En este momento está estancado, ya que ahora el FBI ha salido a decir públicamente que podría desbloquear el iPhone en cuestión. En cambio, si esto no se concreta, el gobierno de los Estados Unidos tiene tiempo hasta el 5 de abril para tomar una decisión, si el cifrado no se logra romper, la petición del FBI continuará tal y como estaba hasta el momento. En caso de que la petición fuera desestimada por el juez, el diario The Guardian informa que Apple no lo considerará como una victoria legal, con los inconvenientes relacionados con el acceso y el cifrado sin resolver, es una cuestión de tiempo antes que los problemas vuelvan a salir a la luz.

Lo interesante de esto es que si el FBI fuera capaz de descifrar el iPhone del terrorista, ¿estaría obligado el FBI a informarle a Apple sobre el fallo de seguridad? Recordemos que en caso de lograrlo, sería mediante la explotación de alguna vulnerabilidad del dispositivo, y en ese caso Apple querría solucionarlo. Hay una gran variedad de preguntas y vacíos que restan por resolver, el FBI está intentando hackear un dispositivo y ¿eso está bien? ¿Apple debería pedirle al FBI que le informe sobre la vulnerabilidad en caso de encontrarla?

El caso se ha hecho eco en todo el mundo y las opiniones van todas hacia un lado, Apple no debe concederle ninguna herramienta al FBI, porque estaría manchando su imagen de privacidad y la confianza de sus usuarios. Son varias las compañías que se han unido y apoyan la resolución de Apple, inclusive trabajan constantemente para mejorar su cifrado. Apple cuenta con un sistema operativo cerrado, en el cual a diferencia de Android, pueden sentirse mucho más seguros gracias a que no es un sistema de código abierto. Por este motivo, iOS todavía cuenta con una capa de seguridad extra, que permite que no tenga tantas incidencias de malware como pasa con Android.

Por el momento tendremos que aguardar a que se acerque el 5 de abril para saber cómo avanza todo esto y saber si el FBI logró desbloquear el dispositivo en disputa.

Deja un comentario