Informe señala que la mitad del tráfico web es generado por bots.

20160515-blogalvar-img-mayo15

En un informe publicado por la firma DeviceAtlas se indica que casi la mitad del tráfico de las webs analizadas por sus investigadores es perteneciente a bots automatizados, ocupando un 48% del tráfico del sitio web. Según el informe Q1 Mobile Web Intelligence Report, este falso tráfico provoca que muchas empresas pierdan dinero, y en muchos casos no son conscientes del problema que esto conlleva. No es lo mismo que una web sea visitada por una persona real, que interactúe con los contenidos y las publicidades, a que lo haga un bot que únicamente crea un tráfico web falso.

Desde la firma aseguran que la presencia de bots en Internet es algo que está en constante crecimiento, y lo peor de todo es que la tendencia se está volviendo más hostil y costosa para los propietarios de sitios web. “Solíamos pensar que los bots eran sonido blanco”, comenta Ronan Cremin, CTO de DotMobi. “Esto ha cambiado hasta el punto en el que llegan a interactuar con los sitios, imitando el comportamiento humano. En algunos casos llegan incluso a hacer compras online con el fin de influenciar los precios”, concluye Cremin. Además que este tipo de ataque es de bajo costo, por lo que cabe pensar que irá en constante crecimiento.

Aquí es cuando las empresas comienzan a perder dinero, si los bots cuentan con las facultades para realizar compras online, puede llegar a influir en el precio de determinados artículos, inclusive pensando que un producto es muy solicitado pero en realidad está siendo comprado por un bot. Los especialistas en marketing digital llevan intentando aumentar su tráfico humano y dejar de lado el falso durante mucho tiempo, para lograrlo utilizan herramientas especiales de filtrado de usuarios, pero no son del todo exitosas, las cifras hablan por sí solas.

“Los estafadores tardan mucho en demostrar que no son humanos”, comenta Frank Scavo, presidente de Computer Economics. “Es incluso peor que eso, las propias agencias de marketing no están interesadas en ofrecer un número más reducido de visitas. Si vas a pagar por clicks o por visitas, es necesario analizar muy cuidadosamente las estadísticas, nunca se va a pagar menos de lo que cuesta”. En este punto es donde quizás el control de los usuarios tiene que ser mucho más estricto, ya que cuando una empresa paga por cantidad de clicks o visitas a sus anuncios, no tiene la total garantía de que la persona que ingresó al sitio es un bot o un humano.

Para evitar dolores de cabeza, DeviceAtlas explica que lo mejor es relacionar el pago de marketing a los resultados específicos de negocio, y no en impresiones o clicks en anuncios. Creando un buen filtro y utilizando herramientas de análisis se puede saber si el visitante es un bot o un humano, en este caso, se podría enviar a los bots a servidores más lentos. De esta manera se ve beneficiado el usuario, ya que proliferan los tiempos de carga de la web y no se concentran tantos bots en un servidor al que deberían tener la prioridad los humanos.

“Lo mejor es no ofrecer ciertas funciones cuando sabemos que un visitante no es un humano”, comenta Cremin. Lo que se debe hacer en estos casos es bloquearle las capacidades una vez que se detecta que es un bot, no permitirle realizar compras, realizar comentarios de spam, etc. La principal razón de la existencia de los bots es la recolección de información, es su objetivo número uno, por lo general los bots se crean para que accedan a un sitio web con cierta frecuencia y obtengan datos de sus visitas.

El problema aquí yace en cómo o qué hacen las empresas para que los bots no ingresen a sus servidores, causándoles problemas a sus visitantes y también a sus inversores, que son los que anuncian en sus sitios web. La tendencia para este 2016 está en alza y los bots se están volviendo cada vez más populares en el mundo de los cibercriminales.

Deja un comentario