Intel se pone en marcha con la ciberseguridad en los automóviles.

Sin título

Intel, el gigante de la computación anunció recientemente la creación de un consejo para revisar la seguridad en los automóviles, y también publicando una serie de recomendaciones de seguridad en caso de poseer autos inteligentes. La empresa responsable de la tecnología en los automóviles inteligentes, se está preocupando sobre los riesgos que se vienen a futuro, no quieren que se vuelva a repetir los recientes casos de hackeo a Tesla S o Chrysler.

Repasando estos casos donde la seguridad se vio comprometida, en uno de ellos no fue un hackeo en sí, pero era una demostración en el marco de una competición SyScan +360 en Beijing. Un grupo de hackers chinos pudo acceder al automóvil y controlar de forma remota la apertura y cierre de puertas, luces, bocina y techo del Tesla Model S. Según este grupo de hackers chinos, el método que emplearon para vulnerar la seguridad del coche fue rompiendo el código de seis dígitos de la aplicación móvil que trae el automóvil, la cual se encuentra disponible para iOS y Android. ¿Impresionante, verdad? Que dentro de unos años los cibercriminales también puedan controlar cada detalle de nuestro coche, sin dudas es una muestra de lo rápido que se avanza en este sentido y que ya nada es totalmente seguro.

El otro incidente sucedió en 2015, cuando la marca Jeep se vio involucrada en un escándalo por una vulnerabilidad zero day que permitía que sus coches inteligentes fueran controlados de forma remota. Los modelos afectados eran los Jeep Cherokees, Chrysler 200s y Dodge Rams.

Por suerte estas vulnerabilidades ya fueron solucionadas y nunca pasaron a manos de cibercriminales, en su momento fueron descubierta por grupos de investigadores que avisaron a los respectivos fabricantes. Para el caso de los Jeep, se pudo hacer un testeo del completo control que puede llegar a tomar una persona si es capaz de vulnerar la seguridad del coche, controlar el aire acondicionado, limpiaparabrisas, transmisión, inclusive cortar los frenos del vehículo. Lo que aquí tenemos es una prueba de que los coches inteligentes poco a poco se convierten en una realidad, pero todavía habrá que hacer un gran esfuerzo para que sean totalmente seguros.

Según explican, en la próxima década, la industria automotriz evolucionará tanto, que ya no se podrá reconocer los modelos, salvo por las cuatro ruedas, debido a un gran proceso de inmersión tecnológico. El uso de la tecnología será importantísimo para el automóvil, ayudará con las comunicaciones, información, entretenimiento y al control general de cada detalle del auto.

La consultora Gartner predice que en 2020 el número de vehículos de pasajeros conectados en las calles rondará los 150 millones, y un 60% y 70% de ellos tendrán la capacidad de consumir, crear y compartir datos basados en web. “La transición a un mundo más conectado es emocionante y requiere que se aborde la ciberseguridad”, explica Intel.

Por este motivo, Intel ha creado el consejo Automotive Security Review Board, cuyo objetivo es ayudar a reducir el riesgo de seguridad asociado a los coches conectados, además de impulsar el progreso e innovación tecnológica. Sus principales miembros serán talentos de la industria de seguridad de todo el mundo, con experiencia en áreas particulares de sistemas ciberfísicos. ¿Qué harán estas personas? Serán las encargadas de realizar pruebas y auditorías de seguridad diariamente, con el objetivo de codificar buenas prácticas y diseñar recomendaciones para soluciones y productos de ciberseguridad avanzados para beneficiar el sector automotriz y, por supuesto, al conductor del coche.

“Podemos y debemos elevar el listón contra los ciberataques en automóviles. Con la ayuda del Automotive Security Review Board (ASRB), Intel puede establecer buenas prácticas en cuanto a seguridad e impulsar la ciberseguridad como un ingrediente esencial en el diseño de cualquier coche conectado. Hay pocas cosas que sean más personales que nuestra seguridad en las calles, lo que hace que este consejo sea la idea adecuada en el momento adecuado”, comentó Chris Young, Vicepresidente Senior y Director General de Intel Security.

El popular fabricante de microchips indicó que le proporcionara al ASRB sus plataformas de desarrollo avanzado de automoción, para que puedan llevar a cabo sus investigaciones. Y el dato curioso de todo esto; a los investigadores que pongan más empeño en sus tareas y descubran una vulnerabilidad o simplemente algo que cause un gran impacto en la seguridad del coche, se les premiará con un coche nuevo. ¿Qué tal?

Así es como Intel se preocupa de la ciberseguridad automotriz, ya que estos dispositivos inteligentes se desarrollan gracias a su tecnología y es su deber estar a la vanguardia, para cuidar sus propios ingresos, y a los conductores.

Deja un comentario